• s-facebook
  • Twitter Metallic

¿QUÉ NOS UNE?

La Música es el más elevado mensaje del sentimiento; es el arte que convierte la técnica en un regalo al espíritu para contribuir a que los seres humanos, al admirar la belleza, sean progresivamente mejores.  Pablo Casals

 

Lo primero que recomendamos a los padres de familia que están pensando en poner a estudiar música a sus hijos, es que no se apresuren al tomar ésta decisión. La tarea de formarse como músico, es especialmente larga y compleja. Por lo tanto, reconocer bien el momento y la edad para que el niño inicie a estudiar música es muy importante; así como escoger correctamente el instrumento y encontrar la escuela ó el maestro adecuados para el proceso. Esta delicada tarea es la clave para que su hijo tenga éxito en su estudio y pueda disfrutar plenamente de la música como herramienta de transformación personal y desarrollo humano.

La música, aunque es una actividad divertida a los ojos de todos, es en extremo compleja y requiere de la más alta concentración y precisión, ingredientes que sólo se adquieren con años de práctica continúa.

Iniciar a un niño en edad temprana puede ahorrar mucho camino en la vida musical de una persona, pero no garantiza el éxito ni la felicidad del niño. Lo único que puede garantizar la felicidad en este proceso, es la calidad y calidez con la que el maestro permita que el niño disfrute de cada momento de su trabajo musical. Para que esto ocurra, es necesario que el profesor mantenga una actitud de investigación y creatividad en cada clase, acorde al proceso pedagógico del niño, utilizando siempre estrategias adecuadas y atractivas, que mantengan al estudiante de música en constante motivación y búsqueda sonora.

El acompañamiento familiar es determinante en este encuentro con la música. Los padres de familia deben rodearse de argumentos musicales válidos, reconocer la metodología que usa el maestro y acompañar a su hijo en el estudio de las lecciones en la casa. Por supuesto debe velar para que el niño este siempre a tiempo en cada clase y asegurar que tenga un instrumento para practicar a diario, ubicado en un lugar cómodo, que cuente con todos los accesorios necesarios para la práctica: métodos, atriles, metrónomo, resina, o pez para los violinistas, discos de acompañamiento (Cuando el método lo requiera, todo esto según el instrumento seleccionado.)

La música genera la posibilidad de desarrollar y aumentar el númeor conexiones neuronales y fisiológicas, por lo tanto, el niño o joven que dedica parte de su tiempo libre, a la práctica musical ordenada y seria, recibe grandes beneficios, al adquirir habilidades únicas para el desempeño de su vida y su intelecto.

Cuándo y cómo elegir el mejor programa de música para mi hijo...